miércoles, 1 de julio de 2009

la tos

QUE ES LA TOS.
Clínicamente, la tos se define como una maniobra respiratoria brusca y explosiva que quiere eliminar el material presente en las vías respiratorias. Consta de tres fases: apertura de la glotis con inspiración, cierre de la glotis con contracción de los músculos respiratorios, y apertura brusca de la glotis con expulsión del aire retenido en los pulmones.
Los receptores de la tos se concentran especialmente en la garganta y en los puntos de ramificación más importantes de las vías respiratorias, pero también pueden encontrarse en los senos, en los canales auditivos, en el esófago, en el abdomen y en los revestimientos del corazón y de los pulmones.
Tipos de tos:
Tos seca o no productiva: no produce expectoración.
Tos productiva: la que produce expectoración.
Tos seca falsa: no se consigue expectorar y se produce la deglución de la mucosidad (se da sobre todo en mujeres y niños).
Tos crónica o aguda: más de tres semanas de duración. Cuando la tos es más o menos permanente, tiende a perpetuarse porque la expulsión violenta del aire irrita la tráquea y la laringe. La tos crónica puede ser por una enfermedad latente que supera los mecanismos de defensa.
Tos psicógena (tics): todos conocemos a personas que tienen la costumbre de toser antes de hablar, y cuando están muy nerviosas (tos psicosomática).
Calmar la tos seca no productiva.
Facilitar la tos productiva con expectorantes y/o mucolíticos.
Como se trata:
En ambos casos, hay que proporcionar al tracto respiratorio la humedad necesaria, tanto por ingestión de líquidos como por humidificación del aire respirado. Si la tos es seca, no productiva, no sólo produce malestar sino que tiende a autoperpetuarse, a causa de la irritación de la tráquea y de la mucosa faríngea. En estos casos está indicado el tratamiento con fármacos antitusígenos. Si la tos es productiva, puede estar indicada la administración de fármacos expectorantes y/o mucolíticos, para facilitar la extracción de las flemas.
Los medicamentos antitusígenos pueden ser de dos tipos: De acción central, que suprimen o inhiben el reflejo de la tos deprimiendo el centro de la tos. Los más utilizados son la codeína y el dextrometorfano.De acción periférica, que pueden actuar sobre la rama eferente del reflejo de la tos.
Los medicamentos mucolíticos hacen disminuir la viscosidad de la secreción bronquial; por tanto, facilitan la expulsión del esputo.Los medicamentos expectorantes estimulan el mecanismo de eliminación, por ejemplo, con el movimiento ciliar que impulsa la secreción hacia la faringe para ser eliminada por expectoración o deglución.
El tipo de medicamento que hay que tomar en cada caso dependerá de la edad del paciente, del tipo de tos, de los síntomas asociados, de si se toman otros medicamentos al mismo tiempo y de si existen antecedentes de enfermedades como bronquitis, diabetes, cardiopatías, etc.
BIBLIOGRAFIA
Esta información la encontramos en la pagina de Google el día 30 de junio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada